Nueva denominación de la Revista del Acampante
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Enviar por e-mail

El aire libre y la promoción de la salud

Airelibredigital.com » Técnicas y Productos
Autor: Dora Vai, Octubre 2010

Este artículo pretende reflexionar y proponer algunas estrategias sobre las grandes posibilidades que ofrece hoy estar en contacto con la naturaleza y los beneficios que esto produce, ya que las actividades en el medio natural  nos provocan placer  personal y social, y son además muy favorables para la salud.

La Organización Mundial de la Salud define a ésta como “el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades”. Es ta nota está dirigida a todos aquellos que buscan ese bienestar, que se encuentran motivados por realizar actividades en el tiempo de ocio que le generen placer, y que incluyan al aire libre y al campismo entre ellas. Ya sea una actividad de un día o de varios, con o sin pernocte, pero siempre en contacto con la naturaleza en sus diversas modalidades: a la intemperie, en carpas, casillas rodantes o motorhomes, en cabañas o dormis. Porque hoy las posibilidades para pasar la noche en lugares naturales son múltiples y muy variadas. 

A esto se suma que, en la actualidad, el equipamiento es cada vez más sofisticado, liviano, versátil, cómodo y relativamente económico en algunos casos. Claro que no todo lo que reluce en el mercado es oro, y eso lo sabemos quienes hemos caído en la trampa de las ofertas variadas. Por ejemplo, la de los colchones inflables cuya duración es dudosa, aquellas bolsas de dormir económicas que en zonas de cordillera resultan ineficientes, o los conocidos sillones livianos y fáciles de llevar  pero frágiles a la hora de usar.

 

El campismo como forma de vida saludable

El campismo es una hermosa posibilidad que nos permite disfrutar del contacto con  la naturaleza, el descubrimiento personal, compartir con familiares y amigos en un ámbito diferente, y es una excelente oportunidad para reencontrase de otra manera  con los hijos. El hecho de sentir placer, alegría o sorpresa por las infinitas posibilidades que nos ofrece un paisaje, pescar, preparar un mate al amanecer, ver el atardecer o cantar hasta tarde frente a un fogón, son actividades saludables que permiten la “promoción de salud”  y nos alejan de las enfermedades y el estrés de la vida post- moderna. 

Una característica de la promoción de salud que posibilita el campismo es que las personas tengan una actitud positiva frente a sus vacaciones. Enrique Pichón Riviere -padre de la Psicología Social en Argentina- plantea que el sujeto activo es aquel protagonista de su vida cotidiana, que no posee una actitud pasiva frente a ella. Esta acción y creatividad contribuyen a promocionar salud.

La vida actual es fundamentalmente urbana y la sociedad occidental en la que nos toca vivir esta mediatizada por las leyes del mercado, el consumo, el individualismo etc. Nuestras rutinas diarias están muy alejadas de ser creativas, y de desarrollarse en ámbitos laborales adecuados y relaciones personales que generen vínculos sanos. Las distancias hacia los lugares laborales son grandes y los transportes, en muchos casos, inadecuados. Además, las opciones de utilización del tiempo libre son escasas, y  los recursos económicos también.

Son infinitos los  ejemplos de la vida post-moderna que contribuyen a alienar a las personas.  Simplemente mencionamos algunos para fundamentar aun más la necesidad de  realizar actividades placenteras, en este caso en el medio natural, que promocionen salud y nos alejen de las enfermedades que provoca la vida cotidiana.  

Desde este punto de vista, no se trata de que los vacacionistas sean meros espectadores de lo que sucede y consumidores pasivos de todo lo que la industria del ocio ofrece. Pretendemos que la actitud activa esté presente a la hora  de innovar en el tiempo libre: en el campismo hay cosas que hacer, hay que programar, decidir, actuar y es una excelente oportunidad para incorporar a los miembros de nuestra familia o amigos a proyectar una aventura donde todos son actores imprescindibles.

 

El campismo: una opción para las vacaciones o salidas cortas:

Un tema interesante es recordar que cuando se elige la opción del campismo generalmente puede ser una motivación económica, pero habitualmente, la elección se basa en que alguno de los miembros de la familia o grupo de amigos experimentó en su infancia o adolescencia experiencias campistas agradables y propone  esta opción. Este hecho es fundante para la “motivación de la propuesta”, ya que la persona o personas que generan la idea, vivenciaron sus beneficios y los quieren compartir. Ellos serán el motor de la aventura, pero la tarea no será sencilla.

 

Problemas que se pueden presentar al elegir el campismo:

“Los detractores e inmotivables de siempre”: estos pueden tomar varias formas, aunque genéricamente los podemos agrupar en varias categorías: 

  • Maridos/parejas que conjuran contra manejar cientos de kilómetros, cargar el auto casi como una obra de ingeniería, armar y desarmar la carpa en absoluta soledad varias veces a lo largo del viaje (preferentemente sin luz), mientras profieren las quejas de apuro y opiniones diversas acerca de  cómo armar esa carpa iglú nueva compleja y desconocida. 
  • Esposas/parejas que se imaginan esclavas de una familia hambrienta, hecho que aumenta a lo largo del viaje, cocinando en condiciones rústicas, bañándose en ríos o sanitarios helados, y lavando los platos en piletones o directamente no lavándolos, etc.
  • Adolescentes que  dicen ¿¡en carpa!? ¡ni loco si no hay wi-fi!
  • Amigos/as acostumbradas a la comodidad, que son los que primero se sientan al llegar, cansados/as por el viaje, y que siempre desaparecen a la hora de las tareas comunitarias: cocinar, lavar, prender fuego, buscar leña, armar o desarmar la carpa, etc… pero que a la noche roncan a pata suelta atravesados de esquina a esquina.

En esta enumeración no incluí a los niños porque ellos siempre están dispuestos a colaborar y se alegran al salir de campamento, si no son “contaminados” por las quejas y comentarios de los adultos.

Luego de pasar por esto viene el momento previo al viaje, donde ya estamos cansados antes de salir… especialmente cuando se le pide a los acompañantes que lleven sólo lo imprescindible. Todos asienten y aparecen con una montaña de cosas que hay que meter en un pequeño baúl. Esto hace  en muchos casos que se  olviden  elementos útiles a la hora de acampar. Recuerdo un señor que nos miraba pescar desde la costa y cuando nos acercamos nos dijo “Me encanta pescar, viaje 2000 kilómetros para venir a este lago, pero fue tal el caos  al armar el baúl que olvidé la caña y la caja de pesca en el garaje…” Le prestamos por supuesto nuestro equipo de pesca…” ¿Qué hacer ante los obstáculos? Tranquilos campistas… hay que resistir, porque nosotros sabemos que la experiencia vale la pena.

 

Hay que organizarse… ¿Porque hacerlo solos?

En una situación de acampe o de vida en la naturaleza las tareas son muchas. Dividirlas de acuerdo a las posibilidades de cada miembro de la familia o amigos ayuda a tener a todos ocupados sin crear “centros de reclamos”, optimiza el tiempo, motiva, y (lo más importante) ayuda a establecer vínculos entre quienes comparten cada una. Por eso, es importante pensar formas de hacer que todos se sientan partes de la organización, porque no es lo mismo vivir el campismo como protagonista que como espectador: saber que se colaboró en algo para el bienestar del resto genera una sensación positiva de autosuficiencia y servicio al grupo muy importante. 

 

Organización: antes, durante y después

El punto principal al organizar un campamento o actividad al aire libre es lograr la motivación de todos los que concurrirán a la salida o viaje. Es bueno organizar una reunión, mostrar fotos de lugares que conocieron o desean conocer, y escuchar las propuesta y los intereses de todos, aún de los más chicos, antes que imponer un plan elaborado de antemano que generará aún más resistencia. Pensar juntos ayuda a la motivación y a vivir el viaje desde el kilómetro cero. 

 

Antes: hay que decidir:

  • ¿Quiénes realizarán la salida y qué duración tendrá? También es importante saber el lugar y la forma en que lo decidirán: un día para cada uno, una votación actividad por actividad, etc. Aquí sería bueno involucrar a todos, así la decisión será conjunta y podrán todos exponer los pros y contras de la elección.
  • ¿Que tipo de refugio elegirán a la hora de pernoctar? carpa, casilla rodante, motor home,  cabañas, etc. En este aspecto es recomendable tener como segunda opción alternar con cabañas o refugios para protegerse y pasar mejor los días de lluvia. Así la familia o amigos se recuperan un poco de la vida rústica, ya que las condiciones climáticas adversas ensombrecen en muchos casos la experiencia en contacto con el medio natural, sobre todo en viajes largos. 
  • El medio de transporte: caballos, kayak, bicicletas, motos, transporte público, auto, tren… alternar medios de transporte es una gran forma de contribuir a que el viaje se sienta una aventura, más que a vivir la aventura sentados…
  • Es importante ser realistas a la hora de elegir. Esto implica tener en cuenta el tiempo disponible, los recursos materiales y económicos de que disponen, y las posibilidades físicas y psíquicas de quienes serán los protagonistas de la salida o viaje.

Una vez definido el viaje, llegó el momento de revisar y chequear con tiempo el equipamiento que llevarán, controlar qué lugares de acampe hay, si son campamentos organizados o agrestes, si permiten casillas o motorhomes, cuáles son sus costos y servicios, etc. También es importante conseguir mapas actualizados y armar un menú posible para contemplar el gasto de comida. Esta es una tarea que pueden liderar algunos y los demás colaborar. Se debe tener en cuenta adonde van, pues conviene a veces comprar en los lugares o ciudades cercanas al lugar de acampe y en otros casos conviene llevar la comida desde el destino.

 

Durante la actividad 

Es muy importante no dar por sentado que todos se dan cuenta por si solos de que hay que colaborar. Por eso, dividir tareas. Esto ayuda a todos los miembros del grupo y tiende a no recargar a nadie con trabajo. Es muy común dar por sentado que determidas cosas las debe hacer alguien de la familia o grupo. Hablar y distribuir tareas ayuda a la convivencia y permite que todos disfruten del paseo o viaje.

Recuerden que en un campamento a lo largo de los días comienza el cansancio normal que  produce el contacto con la naturaleza y la realización de más actividades físicas que de costumbre. Disfrutar de compartir las tareas también promociona salud y genera valores altruistas, casi perdidos en estos tiempos.

Estar de campamento no significa desorden. Este es un tema que deben acordar entre todos. Aquí algunas construcciones rusticas ayudan: una soga y broches para no colgar todo de las ramas, un par de troncos que hagan de bancos, la leña protegida y bien apilada, los alimentos preservados de la suciedad y las alimañas, y en todo momento aplicar técnicas de bajo impacto para no contribuir a degradar el medio ambiente. Por ejemplo, el cuidado con el fuego y la basura

 

Si vivimos el después, lo vivimos dos veces

Llegar a casa y volver al medio habitual no tiene por qué ser un pesar. Si entre todos contribuimos a revisar el estado del equipamiento, el auto, bicicleta o moto, a ventilar la carpa y guardarla bien doblada, etc. saldrán naturalmente las conversaciones y anécdotas del viaje. Además, reunirse para compartir fotos y recuerdos también es una forma de revivirlo, e incluso invitar a amigos o familiares es una forma de que otros se entusiasmen con la propuesta y -por qué no- se conviertan también en multiplicadores y protagonistas de esta forma de vida saludable.

 

Dora Vai es Profesora de Educación Física y Psicóloga social, Magister en Educación Superior Universitaria y profesora de la cátedra “Vida en la Naturaleza y Recreación” del profesorado en Educación Física de la Universidad Nacional del Comahue (Centro Regional Bariloche).

Notas de Técnicas y Productos en ediciones anteriores

El espacio de los lectores

Dejá tu comentario sobre está nota:

Gracias leroy, es bueno leer los demas articulos y lo que escribe la gente, tambien participar de los foros. Hay que agredecerle a Jan Geertsen,Director y creador de esta hermosa revista y del amor que el y quienes lo acompañan tienen por la naturaleza.

Comentario bajo el anterior sistema de Dora
Warning: date() [function.date]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Sao_Paulo' for '-03/-3.0/no DST' instead in /home6/airelibre/public_html/includes/bloque_comentarios.php on line 26
| 06-10-2011

muy buena nota profe... interesante para aportar a nuestra formación en la universidad, y sobre todo en la cátedra de vida en la naturaleza.

Comentario bajo el anterior sistema de leroy
Warning: date() [function.date]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Sao_Paulo' for '-03/-3.0/no DST' instead in /home6/airelibre/public_html/includes/bloque_comentarios.php on line 26
| 05-10-2011

Muy Bueno el artículo relacionado a los beneficios favorables en la salud física que resultan de las actividades campamentistas al aire libre. También son de mucha ayuda los consejos practicos de preparación y ejecución de actividades en situ. Gracias Amigos!

Comentario bajo el anterior sistema de Héctor

Me gustó mucho el articulo. Muy buenos los consejos para organizarse en grupo. Quienes incursionamos en el campamentismo hemos conocido los inconvenientes de no tener en cuenta todas esas cosas y acordar previamente. Se aprende mucho de uno mismo y de los otros. Solo agregaria: "la canaleta alrededor de la carpa se hace antes de que llueva" Jeje!!! Muchas gracias!

Comentario bajo el anterior sistema de Marina

Muy buena nota !!! a seguir escribiendo

Comentario bajo el anterior sistema de sergio

sos una grosa, muy buen articulo

Comentario bajo el anterior sistema de gonzalo

muy bueno para toda la familia. hermoso.

Comentario bajo el anterior sistema de norman

LA NOTA ESTA MUY BIEN ESCRITA, EXCELENTE.

Comentario bajo el anterior sistema de SERGIO VAI

El contacto con la naturaleza es muy bueno!!!!! en unos dias llevo un contingente a sierra de la ventana, soy profesor de secundaria.

Comentario bajo el anterior sistema de aldo rodriguez

Comentario bajo el anterior sistema de Excelente, con mi familia siempre vamos a acampar, se disfruta mucho más estar al aire libre que metido en un depto o casa, para eso me quedo en la mía.

muy buena la nota, lo mejor disfrutar de la naturaleza, ya bastante uno vive en la ciudad, hay que ganarle al estres,

Comentario bajo el anterior sistema de albertoymabel

Excelente nota muy motivante. Vamos con el camping.

Comentario bajo el anterior sistema de rodrigo gatti

Traducir esta nota a:
Notas de Técnicas y Productos en ediciones anteriores

© 2010 Revista Airelibredigital.com » Revista de camping